Resumen

Desde décadas atrás se busca que la acción de emprender se convierta en una cultura en países como México y Perú a tal grado que se han modificado desde los programas de estudio de las escuelas hasta los planes de desarrollo a nivel gobierno, con la finalidad de poder competir y ser reconocidos como impulsores del emprendimiento y ver a este como un elemento clave para el beneficio económico y social que permite a los individuos de un país tener su propia fuente de ingresos y además otorgar trabajo a personas de su mismo ámbito social. Disminuyendo así la tasa de desempleo y haciendo crecer el ingreso monetario de los individuos, en consecuencia, mejora las condiciones sociales del país.


El presente artículo recopila información de la planeación y actividades que se han realizado en los últimos años en los países de México y Perú, cuáles han sido los negocios de nueva creación que han alcanzado renombre por los beneficios que otorgan a sus participantes, haciendo uso principalmente de las tecnologías de la información y comunicación como el caso de las startup. Para Eduardo Morelos, director de Startupbootcamp Fintech México, la startupes una gran empresa en su etapa temprana; a diferencia de una Pyme, aquella se basa en un negocio que será escalable más rápida y fácilmente, haciendo uso de tecnologías digitales.